Noticias

Estuvo 23 años en prisión por un crimen que no cometió y ahora regresa a trabajar a las Grandes Ligas

By

on

Nevest Coleman fue condenado y sentenciado a cadena perpetua por la violación y el asesinato de una joven de 20 años en 1994. Gracias a pruebas de ADN se demostró su inocencia, recuperó su libertad y regresó a su antiguo empleo en los White Sox. “El pasado es el pasado. No hay más enojo y frustración”, dijo. Continuar 

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *