Espectaculo

La familia Smith: una historia de éxito, millones y nepotismo

By

on

Convertir un apellido en una empresa no es algo nuevo para los miembros de la industria del entretenimiento. El nepotismo es habitual en Hollywood y a veces, superado el rechazo inicial, el público se ha encontrado con sagas de talento como los Coppola, los Barrymore o los Huston. Las Kardashian o los Beckham, otro tipo de talento, también han hecho que su apellido pase de ser un nombre a un imperio y son objeto de análisis y crítica todos los meses por ello.

El caso de Will Smith (Filadelfia, 1968) y su esposa, la actriz Jada Pinkett-Smith (Baltimore, 1971), podría ser diferente por la forma en que a esta dinastía se le han visto las costuras. La pareja lleva años expuesta a las críticas de diversos analistas y figuras de la cultura afroamericana por intentar convertir a sus hijos, desde muy jóvenes, en estrellas y en trasuntos de sí mismos. Solo hay que observar que sus nombres son los mismos que los de sus padres (Will/Willow, Jada/Jaden) y que desde muy pequeños fueron lanzados a la arena de la fama, donde la prensa los esperaba con las garras fuera. Continuar

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *