Salud

Pásale Corriente A Tu Vida Con Estas Recomendaciones

By

on

En algunas ocaciones, el hombre no está lejos de la perfección. Va al gimnasio, tiene un buen trabajo y aprecia a la pareja que tuvo la suerte de encontrar. El único problema es que está estancado. Su vida es tediosa, y si todavía no es aburrida, ya se ven a lo lejos las luces del aburrimiento. No tiene que ser así, y de hecho, tienes el poder de cambiarlo ahora mismo. Ya sea con respecto al trabajo, al dinero, a la apariencia, al cuerpo o al sexo, hemos consultado a varios expertos y adquirimos los cables para pasarle corriente a tu sistema. Algunos consejos son pequeñas chispitas, otros son como transformadores de megavatios, pero todos pueden llevarte en una nueva dirección, a una velocidad que no conocías.

Olvídate de todas las cosas que siempre dices que algún día vas a hacer. El libro a medias, la silla rota, los casetes empolvados para aprender francés. Si no les puedes dedicar 15 minutos diarios, déjalos, dice el Dr. Neil Fiore, autor de El hábito del ahora: supera la procrastinación sin sentimientos de culpa. No tienes tiempo para todo. A partir de hoy, utiliza tu tiempo en cosas que sí puedas hacer. Eso es to- do. Ya estás liberado. 

La próxima vez que estés en internet busca a un viejo amigo y contáctalo. “Eso te ayudará a conectarte con aquella vieja parte de ti que ya olvidaste”, dice Pat Love, consultora de relaciones en Austin, Texas. Un estudio internacional de los visitantes de la página Web de la Sociedad National Geographic encontró que en lugar de restarle importancia al contacto personal, el correo electrónico aumenta el contacto entre amigos y familiares. El estudio también demostró que los amigos lejanos que se escriben correos electrónicos son más propensos a telefonearse. 

Compra ropa interior nueva. Un hombre de tu categoría merece algo mejor que un cajón lleno de vejestorios. Regálate unos cuantos calzones de calidad y verás cómo el verte bien debajo de la ropa te hará sentir más inteligente el resto del día. Compra boxers, en una encuesta realizada por Men’s Health, las mujeres los preferían por mucho a los difíciles de quitar (y por lo mismo, imposibles de arrancar) calzoncillos y tangas. 

Hoy, al llegar al gimnasio, invierte tu rutina de ejercicios. Trabaja primero lo que siempre haces al final, como tus bíceps y tríceps. Tendrás más fuerza, y cuando ha- gas lo que haces al principio comúnmente, probablemente el pecho, tus músculos complementarios estarán exhaustos, lo que obligará a tus pectorales a trabajar más, dice Alwyn Cosgrove, entrenador certificado en fuerza y condición en Newhall, California. 

Esta semana llega 45 minutos antes al trabajo. Utiliza esos 45 minutos para quitarle algo pesado a tu agenda, y los 15 para planear tu día de mañana. Es una hora extra al día, 5 horas a la semana, y si logras mantenerlo, casi un mes al año. Vas a aumentar tu propia productividad utilizando tu energía matutina, y terminarás el día muy organizado. Según una encuesta realizada a más de 1,000 empleados asalariados, los trabajadores son más productivos en las prime- ras horas del día. Aumenta tu efectividad matutina ahora y utiliza el tiempo del trayecto a tu casa para organizar lo que vas a hacer con el aumento de sueldo que seguro te llegará. 

Planea las vacaciones de los tres años siguientes. Si te falta inspiración, busca en Internet o visita una agencia de viajes. Puedes ir a Sydney en el 2005, a Bora Bora en el 2006 y a Albania en el 2007. Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Nueva York encontró que los hombres que salen de vacaciones una vez al año tienen menor riesgo de morir de enfermeda- des cardiovasculares. 

Cámbiale de canal. Puede cambiar literalmente tu forma de pensar. Una encuesta reciente realizada por la Universidad de Maryland encontró que la gente que toma la información de una sola fuente, eran más propensos a tener opiniones erróneas sobre asuntos claves. La vida es-tá llena de canales informativos; vale la pena cambiarle de vez en cuando. Puedes aprender mucho de la gente nueva, así sea un programa sin mucho contenido intelectual. 

Dale al desayuno la importancia que se merece. Un estudio de la Universidad de Berkeley encontró que las personas que no desayunan tienen un mayor índice de masa corporal (IMC) y menor energía durante el día. El desayuno más rápido y eficaz según la Dra. Leslie Bonci, directora de régimen deportivo en el centro médico de la Universidad de Pittsburg es: un bagel de harina integral con una rebanada de jitomate y salmón ahumado. El pan te brinda la fibra y los carbohidratos; el jitomate te llena de licopeno para la salud de tu próstata y tus huesos; y el salmón ofrece ácidos grasos Omega 3 y proteínas. 

Reúnete con siete amigos que no hayas visto en mucho tiempo. Hablen de sus empleos, de sus novias, de sus departamentos, de lo que sea. Sí, así haces relaciones. También te sacará del tedio. Conversar con otras personas es motivador cuando estás deprimido. Un estudio de UCLA muestra que tener aunque sea un amigo cercano alarga la vida. Con siete, tus noches de poker y cerveza podrían durar muchos, muchos años. 

Compra lentes nuevos. Una de las primeras cosas que las mujeres notan en un hombre son sus ojos y si tus lentes están pasados de moda, pasarás a mejor vida. Un estudio de la Universidad Purdue demostró que es menos probable que una mujer escuche lo que le estás diciendo si lo que ve la distrae.

Pon al día tu currículum Aunque no estés buscando trabajo. Vas a recordar qué te gusta y qué te hace falta, y te hará considerar lo siguiente: “¿Sigue siendo este el lugar para mí? ¿Será el momento de hacer otra cosa?” Un estudio encontró que los hombres que realizaron este tipo de “terapia de investigación” tuvieron mayor seguridad en su trabajo y en la futura toma de decisiones. 

Tira toda la porquería que tienes en tu escritorio. La mayoría de los hombres se ahogan en papeles y en buenas intenciones. Pon una charola para lo que tienes que leer, y no pongas más material del que quepa. Si no lo has leído en una semana, tíralo (excepción: copias originales de la Declaración de la Independencia). “Nadie puede leer tanta información como le interese”, dice Julie Morgens- tern, autora de Organizando de adentro hacia fuera. Determina un tiempo realista para leer diariamente. 

Coquetea más. Puede llevarte hacia el romance que cambiará tu vida. O por lo menos, te hará sentir mejor y te motivará a perseguir lo que quieres. Un estudio de Harvard encontró que mirar mujeres atractivas activa el centro del placer del cerebro, que se activa comúnmente con la comida las drogas y el dinero.

Toma un nuevo camino para ir al trabajo. De ese modo apagarás el piloto automático, lo que te permitirá tener más creatividad para aterrizar el proyecto que tienes en mente. De acuerdo con un estudio británico, utilizar nuevos caminos físicos activa diferentes vías en el cerebro.

Cambia tu aroma. “El sentido del olfato de las mujeres es más sensible, por eso si lo cambias, ella se dará cuenta”, dice Lou Paget, educador sexual en Los Angeles y autor de 365 días de sexo sensacional. Podría ser un nuevo jabón o un nuevo desodorante. O cambia tu loción (o empieza a ponerte un poco). Investiga- dores del Centro de Sentidos Químicos Monell encontró que las mujeres son más receptivas al olor que los hombres, probablemente porque el olor tiene un rol fundamental en la reproducción femenina. 

Prepárale la cena a tu pareja. O lava la ropa. Haz lo que sea antes de que tenga que pedírtelo, esto va a llevar tu vi- da sexual a una nueva dimensión. Va a significar una tarea menos para ella, va a sentirse especial y querrá retribuirte. “La seducción se basa en ser atento. El jugueteo empieza a las 8 de la mañana”, dice Paget. 

Revive la relación con tu padre. Pero no yéndote a tomar un café. Velo en donde él quiera y a la hora que él quiera. Y ten en cuenta que tal vez nunca tengan “la plática”, dice la Dra. Amy Bassell Crowe, psicóloga clínica en Menlo Park, California. En cuanto a qué hacer, concéntrate en algo que te haya dado. Si te enseñó a manejar, renta un auto de su época y recógelo en él. Se necesita más que un paseo en un Caribe 81 para crear un lazo permanente, pero hazle saber que hay lugar para él en tu vida. 

Mañana cuando llegues al trabajo, piensa en 25 ideas en 10 minutos. Eso garantiza despabilar tu cerebro. No edites ni critiques, sólo haz contactos. “Sólo necesitas una idea que funcione”, dice Michael J. Gelb, autor de Cómo pensar como Leonardo Da Vinci. Tu remolino de ideas puede resultar ser toda una arma de poder en tu oficina (y eventualmente en tu cuenta de banco).

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *