Deporte

Policías de NY que violaron a una niña se excusan en que sus fotos eran provocativas

By

on

Anna Chambers, de18 años, y dos amigos varones estaban en un automóvil cuando fueron detenidos por los agentes Richard Hall y Eddie Martins del escuadrón de narcóticos de Brooklyn Sur.

Les registraron el auto y encontraron marihuana y pastillas, así que los oficiales obligaron a Chambers a que se quitara el sujetador para, según informa 22 Words, asegurarse de que “no estaba escondiendo nada más”.

Luego dejaron que sus amigos se fueran, pero a ella la esposaron y la llevaron a un estacionamiento cercano, donde la amenazaron con llevarla a la estación si ella no mantenía sexo oral con los dos. A pesar de que obedeció, uno de los agentes la violó.

“La esposaron todo el tiempo que ocurrió la violación”, dijo su abogadoMichael David.

Como si esto no fuera suficiente, los policías condujeron durante 20 minutos para dejar a la desorientada adolescente tirada en la carretera. Chambers logró encontrar el camino a la casa de su amigo, quien la condujo a su casa primero y después con su madre la llevaron al hospital.

El análisis de ADN fue positivo y los policías fueron acusados de violación, aunque ellos afirmaron que fue sexo consentido.

Durante el juicio, los oficiales señalaron como posible defensa las fotos provocativas que la víctima exponía en sus redes sociales, aludiendo que no era la víctima que decía ser.

“Este comportamiento no tiene precedentes en alguien que supuestamente está deprimida por haber sido víctima de una violación cruel”,  escribieron en los informes el equipo legal de los agentes, John Arlia y Mark Bederow, acerca de los hábitos en las redes sociales de Chamber.

Esto sucedió el año pasado, en septiembre de 2017, pero ahora, esa adolescente, además de presentar una demanda federal multimillonaria contra los violadores, también está demandando a la ciudad, al supervisor de los detectives, al sargento John Espey y al oficia Greg Markov, junto con ocho oficiales de policía no identificados.

Se podría decir que es una demanda a la unidad de narcóticos del sur de Brooklyn, según apuntaba su abogado, Michael David.

“Me sorprendió ver que esto estaba sucediendo durante años en Brooklyn South Narcotics. Es como si el NYPD no tuviera control sobre esta unidad de narcóticos “, dijo David. “Están fuera de control”.

En las nuevas presentaciones judiciales, David señala la cobertura de los medios de un escándalo sucedido en 2007 que sacudió Brooklyn South Narcotics y condujo a una investigación de Asuntos Internos, transferencias de altos funcionarios del NYPD y la acusación formal de ocho oficiales encubiertos.

La investigación comenzó cuando el detective encubierto, Sean Johnstone, olvidó que llevaba un cable y estaba siendo grabado y comenzó a alardear de cómo había incautado 28 bolsas de cocaína, pero solo entregó 17.

Eso es solo uno de los ejemplos, porque la acusación apunta a varios. David afirma que decidieron extender la demanda alegando que las autoridades máximas de la ciudad sabían sobre el patrón de mal comportamiento en Brooklyn South Narcotics durante décadas, pero no se hizo nada al respecto.

Martins y Hall se enfrentan a violaciones, secuestros y otros cargos.

Ambos han renunciado al NYPD, y la ciudad no los está representando en la demanda federal.

Fuente. 

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *