Mi Version

Por Yadiris Sánchez: Es mas fácil hacerse el loco y culpar al que anda con lo suyo

By

on

Hablemos de seguridad y como nos han privado del derecho que tenemos a vivir en un entorno fiable, protegido y tranquilo.
Comencemos por nuestra Constitución en el titulo XII bajo la descripción de Fuerzas Armadas, Policía Nacional,  Seguridad y Defensa el artículo255 resume como objetivo de alta prioridad nacional: “Salvaguardar la seguridad ciudadana, prevenir, controlar los delitos y mantener el orden público para proteger el libre ejercicio de los derechos de la persona”
Parece una burla leerlo pero contradictoriamente no tiene nada de gracioso ver como al pasar el tiempo la delincuencia en las calles parece ser la que gobierna. Es ya una tradición gobernar basado en  construir  con el fin dejar huellas de cemento y nombres protagónicos. Construcciones que nos salen bien caras y que llenan los bolsillos de funcionarios corruptos. Pero no perdamos el hilo lo que quiero resaltar es que nadie le ha dado la importancia a nuestra seguridad, nadie se ha preocupado por terminar la relación de negocios existente entre los miembros de la Policía Nacional  y las bandas de delincuentes.

Se habla de delincuencia y violencia cuando a las figuras públicas le toca el turno de sentirse ultrajado y despojado de sus pertenencias. Mientras se calla que la gente común  debe salir de casa sin su celular, sin reloj, cartera, cadena, mochilas ni bultos. Lo mejor es dejar cualquier cosa que llame la atención. Hemos adoptado este medio de supervivencia tanto que juzgamos a cualquiera que  haga lo contrario.
Todavía me sorprende leer en las redes ciudadanos responsabilizar a la víctima de un asalto. “Ah pero para que andaba con esa cantidad arriba”. Hemos internalizado y normalizado el delito del robo. QUE importa la cantidad, DONDE estaba y el PORQUE la tenía.

Nuestro problema es LA SEGURIDAD de los ciudadanos, es que nos garanticen el derecho de caminar tranquilos, de socializar sin miedos, ejercitarnos en el lugar que se nos de la gana, que la noche no sea un agravante.

Me provoca náuseas  tener que escuchar “No te preocupes que eso se recupera” dicho con la mejor intención pero una verdadera mentira. Quiénque lo violenten sorpresivamente con un arma recupera su paz. Dominicanos le tenemos miedo a los motores, a quién nos mire mucho, a la Policía, a un semáforo de noche, a abrir el portón de la casa.

Y esa tranquilidad cómo se recupera. Nos han quitado lo mas valioso. Lo peor es que no esta en la agenda de nuestros representantes ni los aspirantes. Es mas fácil hacerse el loco y culpar al que anda con lo suyo arriba.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *