Sexo

10 señales de que no sabe hacerte sexo oral

By

on

1. Cambia su táctica justo en el momento en que tú estás a punto de llegar. Estás casi a punto pero, de repente,comienza a mover su lengua de lado a lado en lugar de en círculos. Quieres gritarle que se detenga pero es demasiado tarde y se ha perdido ese momento. Mientras tanto, te está mirando con cara de asombro como diciendo: “¿Qué he hecho?”.

2. Te dice que “no hace eso”. Simplemente se niega. Esta es una razón estúpida a menos que tenga algún tipo de trastorno de estrés postraumático ante el sexo oral.

3. Su cabeza aparece continuamente para preguntar: “¿Qué te parece, cómo lo estoy haciendo?”. No es el momento de estar haciendo una encuesta…

4. Pregunta: “¿Es esta la vagina?” cuando llega a tu ombligo. De acuerdo, tal vez no sea tan desastroso; pero por alguna razón, mientras baja su cabeza, no puedes dejar de pensar en aquel  viaje familiar cuando tu padre conducía y se perdió y se negó a preguntar cómo llegar. Al igual que él, no tiene idea de dónde dirigirse para llegar al Monumento del Clítoris.

5. Trata de pasar rápido para empezar con la penetración. Comprensiblemente, esta es la parte favorita de mucha gente. Pero parece como un niño que descarta las zanahorias para llegar al postre.

6. No es muy entusiasta. Como dijo una vez Ralph Waldo Emerson: “El entusiasmo es la madre del esfuerzo”, y probablemente lo dijo con la boca pegada a una vagina. Si tu chico no opina lo mismo, podría ser porque está demasiado centrado en dividir su tiempo entre averiguar cómo funcionan las cosas allí abajo y entrar en pánico.

7. Te está hincando los dedos en la vagina. Y ese empuje no sienta bien, independientemente de la parte del cuerpo que lo esté haciendo.

8. No puede sentirse cómodo. Se deja caer en el colchón como un pez, porque no consigue encontrar la posición y claro te corta el punto porque los peces no son atractivos.

9. Está muy preguntón: “¿Qué quieres que haga?”. Intentó hacer que suene atractivo. Tal vez él lo expresó: “¿Qué te gusta?”. Pero básicamente mira hacia tu vulva como si fuera un nido de cables conectados a una bomba de tiempo y necesitara desesperadamente ayuda.

10.  Te pregunta si prefieres que os masturbéis mutuamente. Ey, la masturbación mutua puede ser atractiva pero no cuando te la ofrecen con un suspiro de resignación. Se trata básicamente de darse por vencido y te pide que lo hagas tú misma.

Fuente.

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *