Sexo

Las mujeres que se masturban son más inteligentes

By

on

La masturbación, esa actividad tan placentera que conlleva tantas ventajas, acaba de añadir otro elemento a su lista de pros.
El buscar nuestro placer sexual a solas es una elección que hacemos llegada la adolescencia como parte de la entrada en nuestra etapa adulta, ya sea explorando nuestro cuerpo por curiosidad o por la búsqueda de un placer instantáneo.
Esta semana, los estudiosos del Kinsey Institute for Research in Sex, Gender and Reproduction (Instituto Kinsey para la investigación sobre sexo, géneros y reproducción) nos han sorprendido con un nuevo estudio que afirma que aquellas mujeres que se masturban habitualmente son más inteligentes que el resto.
El estudio se ha realizado con la ayuda de mujeres de todas las edades y ha arrojado diferentes y curiosos resultados. El primero y más importante: las mujeres que se masturban con más frecuencia son aquellas que han completado estudios superiores. Mientras más alta sea su preparación académica, más se entregan al placer del onanismo.
mujeres, masturbacion, masturban felices, inteligentes, ventajas
Y no nos quedamos ahí. El mismo estudio señala que las mujeres que buscan su propio placer llegan a ser más felices en sus vidas que aquellas que no.

Además, es una elección que nos acompaña toda la vida, pues los mismos estudiosos han constatado que aquellas mujeres que comienzan a masturbarse en la adolescencia nunca pierden el hábito. Todas las encuestadas de más de 70 años así lo han afirmado.

Lo que no es una sorpresa es otra de las conclusiones del estudio. Y es que aquellas mujeres que disfrutan de la masturbación más a menudo son aquellas que más frecuentemente alcanzan el orgasmo cuando tienen relaciones sexuales con una pareja. Esto se debe a un mayor conocimiento de su propio cuerpo, lo que las lleva a centrarse en aquello que les proporciona placer.
Y no sólo alcanzan el orgasmo con más frecuencia, ya sea a solas o acompañadas, sino que se ha constatado que sus orgasmos suelen ser más intensos, aunque los investigadores no hayan encontrado las causas concretas.

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *